iPhone 6s ya no se doblan como sus antecesores

En una época donde Internet se acostumbra a adicionarle la palabra “Gate” a toda polémica que se conoce, sea o no demasiado importante, uno de los más renombrados durante el 2014 fue el “Bendgate”, situación que involucró a los anteriores iPhone 6 y 6 Plus y la facilidad con que se doblaban a partir de movimientos normales y sin ejercer fuerza. Ahora parece que Apple ha aprendido de su error.

A pocos días de su salida era lógico que alguien se preguntarse si realmente Apple había solucionado el problema a la hora de fabricar los nuevos 6S y 6S Plus. En este caso, la empresa estadounidense SquareTrade Labs, encargada de comercializar garantías adicionales para teléfonos, ha sido quien ha realizado pruebas físicas sobre los iPhones 6s con el resultado de que ha mejorado su resistencia entre un 50% y 60%.

El iPhone 6S Plus se considera así como el terminal más robusto de la gama consiguiendo una resistencia de 80 kilogramos-fuerza (800 newtons) y una mejora del 50% respecto al modelo 6 Plus estrenado el año pasado. Mientras tanto, su hermano menor aumenta su resistencia en un 60% alcanzando los 77 kilogramos-fuerza (756 newtons).

Con estos resultados claramente Apple ha dejado este problema al conseguir la manera de solucionarlo sin dejar dudas a su alrededor. Una clave de ello puede encontrarse en el uso de aluminio 7000, más resistente que el aluminio 6000 que se utilizó en la generación anterior. Asimismo, tampoco puede dejarse de lado el nuevo cristal o elementos elegidos para integrar la tecnología 3D Touch en la pantalla.

En definitiva, para quienes se habían abstenido de comprar los iPhones 6 por no querer romperlos por algo tan simple como sentarse encima de ellos, quizás esta es la oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *