¿Problema en Samsung Galaxy Note 7 estuvo en su diseño?

Con las conclusiones que comienzan a aparecer acerca del fallido Samsung Galaxy Note 7 no solo se intenta saber qué consecuencias tendrá a futuro la empresa, sino también entender por qué los fallos en su batería nunca pudieron solucionarse. Las últimas explicaciones marcan que el problema no sería otro que su diseño.

Galaxy Note 7

Samsung Galaxy Note 7 se llevó muy buenas críticas por su diseño, pues consiguió el mismo grosor del modelo Galaxy S7 a pesar de tener un mayor tamaño. Asimismo, la resistencia extra ganada con el uso de aluminio serie 7000 sobre sus bordes se complementó con un proceso 3D para conseguir también el espacio suficiente donde incrustar el S Pen. Todo ello generaría que no haya el lugar necesario para que la batería funcione correctamente.

Recordando que tanto la zona trasera como frontal dispongan de un marco metálico curvado que sea totalmente simétrico habría generado una compresión más alta de lo normal, haciendo que dicha estructura de las baterías se afectase hasta el punto de crear un cortocircuito.

Por otra parte, en los documentos que se filtraron de una agencia de consumidores surcoreana también reveló que las baterías a cargo de la empresa SDI tuvieron que conseguir una particular dimensión reducida que terminó generando muy poca separación entre ánodo y cátodo, lo que significa un aumento demasiado de la temperatura.

De esta manera, aun cuando las baterías se hayan cambiado en los nuevos modelos del Galaxy Note 7 esto no significó que las explosiones del modelo hayan parado, pues Samsung hubiera necesitado cambiar hasta el mismo diseño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *