Oppo Find 9 podría tener 8 GB de RAM

Hace solo un día atrás informamos como una marca china ascendente como LeTV estaría a punto de presentar su próximo teléfono de gama alta que podría ser el primerp en llegar hasta los 8 GB de memoria RAM. Ahora, nuevas filtraciones sobre el modelo Oppo Find 9 también hacen hincapié en esta característica.

Oppo-FInd-9

Sin poder aseverar estos rumores, es importante resaltar que previamente ya se había filtrado lo que traería este supuesto Oppo Find 9 y se indicaba que su RAM quedaría en 4 GB. Sin embargo, ahora estos nuevos datos hacen pensar a más de uno que sería otro ejemplo de los grandes modelos que llegan al mercado con varias versiones.

Además de dicha enorme cantidad de RAM que parece a simple vista como totalmente innecesaria, el resto de las especificaciones mencionadas siguen el mismo camino. Por ejemplo, su pantalla sería fabricada en Super AMOLED con 5,5 pulgadas de tamaño y resolución QHD, a la vez que su procesador sería el Snapdragon 821, es decir levemente mejorado del actual gama alta de Qualcomm.

Por otra parte, la cámara principal del teléfono se quedaría en una calidad de 21 megapíxeles acompañado de estabilizador de imagen, mientras que en el frontal se conseguirían las mejores “selfies” de la actualidad gracias a un sensor de 16 megapíxeles. También diría presente el sistema de carga rápida Super VOOC del que ya se habló previamente para recargar rápidamente su batería de 4100 mAh.

En definitiva, cada vez falta menos para que este modelo, pues se espera que sea revelado oficialmente a finales de este junio o en los primeros días de julio de 2016.

Oppo Find 9, el teléfono que cargará más rápido su batería

En las últimas horas han comenzado a rondar posibles especificaciones del futuro teléfono de la ascendente empresa china Oppo denominado como Find 9. Además de tratarse de una opción de gama media-alta que seguramente sabrá encontrar el precio justo, se destacaría por incluir el esperado sistema de carga rápida.

Oppo Find9

A comienzos de año uno de los anuncios más interesantes de este fabricante correspondieron a las mejoras en sus propias tecnologías de carga rápida de batería, la cual promete conseguir llenar un teléfono de 1% a 100% en apenas 15 minutos de conexión.

Bautizada como Super VOOC, Oppo Find 9 sería el primero de varios dispositivos móviles de aprovecharse de esta posibilidad a partir de una batería con capacidad de 2500 mAh. Según el resto de especificaciones posibles, quizás el teléfono no provea una autonomía muy recomendable para llegar al final del día si se está fuera de casa y no se tiene a mano dicha tecnología.

Sin poder verificar los datos, este Smartphone se compondría de una pantalla con resolución Full HD, procesador Qualcomm Snapdragon 820 de ocho núcleos, 3 GB de memoria RAM, cámara principal de 16 megapíxeles y sensor frontal de 4 megapíxeles, 32 GB de espacio de almacenamiento interno y sistema operativo Android 6.0 Marshmallow de fábrica.

En definitiva, por el momento hay que tomar con pinzas estos rumores (a excepción de la carga rápida que es una tecnología ya anunciada) y habrá que esperar algunas semanas para conocer más filtraciones o el anuncio oficial proveniente de tierras chinas.

Oppo R9 y R9 Plus se filtran públicamente

Generalmente los fabricantes chinos suelen ser los encargados de “basarse” de una forma exagerada en los diseños de los teléfonos de las grandes compañías, aunque ello suele quedar a un lado cuando se trata de fabricantes que ya tienen un renombre a nivel internacional. Sin embargo, Oppo parece no tener problemas en mirar de cerca al iPhone y lo demuestra con su próximo R9.

Oppo-R9-Plus

A través del ya tradicional organismo de certificación chino TENAA, los medios se han hecho con una gran cantidad de detalles acerca de lo que se puede esperar del futuro Oppo R9, así como una versión “Plus” que no cambiará mucho más allá del aumento en el tamaño de su pantalla.

Como es costumbre en Oppo, sus grandes modelos están a la altura de la gama alta del mercado y no tienen nada que envidiarle al resto, aunque para los que buscan características innovadoras o distintivas deben olvidarse rápidamente de que esta firma sea quien lo imponga. Incluso, su mismo diseño lo demuestra a primera vista.

Respecto a las especificaciones, Oppo R9 Plus se quedará en una pantalla de 6 pulgadas con resolución Full HD, mientras que su hermano menor baja hasta las 5,5 pulgadas, aunque manteniendo la misma cantidad de píxeles. Adentro, su corazón está compuesto por un procesador de ocho núcleos funcionando a 1,95 GHz (sin modelo confirmado), 4 GB de memoria RAM, 32 GB de almacenamiento interno, cámara principal de 16 megapíxeles y ranura dual SIM. En cuanto a batería, se dividirán en 2.850 mAh para el R9 y 4.120 mAh para el segundo.

Extrañamente, a esta altura del año se venderán los modelos con sistema operativo Android 5.1 Lollipop de fábrica con la capa de personalización Color OS de Oppo. Aunque su presentación oficial está pautada para el 17 de marzo, sus precios ya se conocen: 2.498 yuans (348 euros) y 2.998 yuans (418 euros) respectivamente.

Más firmas chinas sumarán tecnología de presión sobre pantallas

Desde que comenzó a rumorearse que Apple estaba adaptando su tecnología “Force Touch” para trasladarla de los ordenadores portátiles hacia las pantallas de sus móviles varias empresas no perdieron tiempo en crear sus propias alternativas para detectar el grado de presión táctil. Así, Xiaomi, Meizu, Vivo y OPPO son las próximas en incluirla.

force touch

Además del iPhone 6S, modelos con Android que tienen “Force Touch” o “3D Touch” ya están a la venta, tal es el caso del ZTE Axon Mini o el Huawei Mate S. Ahora, informes provenientes de varios medios chinos confirman que todas las firmas anteriormente mencionadas están incluyendo paneles sensitivos a la presión en sus futuros móviles.

Vale recordar que a esta siguiente generación de Smartphones también se han sumado rumores sobre el futuro Nexus de HTC incorporando esta misma tecnología, e incluso, parece que Google pretende que este tipo de pantallas sea un estándar en los dispositivos con Android. En caso de ser esto cierto, sería una gran noticia para que se puedan exprimir al máximo las funciones que se podrían llegar a ofrecer en conjunto con el sistema operativo.

Por último, en el caso de Meizu se especula con que el primer beneficiado sea el próximo MX6, pues desde antes de esta noticia ya se conocen rumores sobre la inclusión de Force Touch en este buque insignia. Será cuestión de esperar para confirmar todas estas aseveraciones y si realmente es la tecnología que todos comenzarán a imponer como ya sucedió con el sensor de huellas dactilares o está desarrollándose con el puerto USB tipo C.

Oppo SuperVOOC, carga la batería en 15 minutos

Con los problemas de la autonomía de la batería en dispositivos, una de las alternativas para mejorar este apartado hasta que se encuentren nuevos materiales que suplantan a las de Litio es el sistema de carga rápida. Estas tecnologías posibilitan no tener que esperar varias horas para volver a tener el teléfono al 100%, aunque lo conseguido por Oppo parece dejar al resto muy por detrás.

Oppo SuperVOOC

A partir de una presentación en el Mobile World Congress de Barcelona, el fabricante de móviles chino ha protagonizado la jornada con su sistema Oppo SuperVOOC que es capaz de recargar al máximo una batería tradicional de 2,900mAh en solo 15 minutos.

Por otra parte, la empresa confirmó que esta tecnología puede proveer 10 horas para hablar si solo se enchufa el teléfono cinco minutos. Para ello, se ha desarrollado un algoritmo de bajo voltaje que evita sobrecargas o que los dispositivos y la batería que llevan dentro se recalienten.

Lamentablemente, en el anuncio la empresa no podido mostrar cómo será el diseño de dicho dispositivo de carga, ni tampoco ha detallado demasiadas especificaciones, todo porque actualmente cuenta con 18 patentes pendientes de aprobación que los dejaría desprotegidos legalmente ante copias.

Por último, la tecnología será compatible con dispositivos que carguen la batería a través de puertos microUSB y USB tipo C, es decir con todos los Smartphones existentes en el mercado. Lo que sí no ha querido ni confirmar ni desmentir Oppo es la posibilidad de que este sistema de carga rápida pueda utilizarse en otros equipos que no sean teléfonos.